Leasing inmobiliario, una apuesta de CaixaBank

por | 11 diciembre, 2018
Leasing
Leasing inmobiliario

En el sector del Leasing, actualmente tiene una cuota de mercado del 11% y es el cuarto operador, frente a la cuota del 22,6% que llegó a tener hace una década como entidad dominante.

El  objetivo de CaixaBank es recuperar su liderazgo en los próximos tres años. Actualmente, el 85% de la inversión corresponde a bienes de equipo y el 15% a bienes inmuebles.

Operaciones leasing en aumento

Es destacable un “incremento significativo” de la demanda de operaciones de leasing inmobiliario, en especial las de construcción -con voluntad de conservar el activo al final del contrato de arrendamiento-, lo que denota que las empresas han reactivado sus planes de inversión ampliando su capacidad productiva.

Para las empresas que optan por el leasing, esta fórmula facilita acometer proyectos de envergadura que no podrían asumir de otra manera, ya que permite financiar hasta el 100 por cien del importe de la inversión, incluido el IVA; ofrece flexibilidad en las cuotas, y consigue ventajas fiscales, además del derecho a adquirir la propiedad del bien al final del contrato.

Ventajas fiscales

El leasing permite deducir de la base imponible del impuesto sobre sociedades o IRPF del arrendatario hasta el doble de la amortización fiscal -o el triple, en caso de pymes-, lo que reduce el coste financiero-fiscal de la operación. Además, el leasing evita al cliente el pago del IVA de la compraventa, que corre a cargo de la entidad de leasing. Este aspecto es especialmente interesante en operaciones de importes elevados.

En el caso de las pymes, también es un factor a tener en cuenta que permite reducir burocracia -tras diversos cambios introducidos en las normas contables en los últimos años-, ya que la cuota del arrendamiento suele incluir de una vez gastos asociados que de otra forma se deberían contabilizar por separado, como seguros, mantenimiento y amortizaciones.