El coste fiscal por el error contable

por | 19 junio, 2019

Los mecanismos con los que cuenta la Agencia Tributaria son cada vez más eficientes para detectar irregularidades o errores en la contabilidad de las empresas. Estos errores o incidencias pueden ser intencionados o no, pero una vez detectados sus consecuencias derivan en una serie de multas y sanciones que variarán en relación a la irregularidad cometida.

La ley establece que las infracciones pueden tener tres niveles y se clasifican en  leves, graves o muy graves, y dependerán en función de los diferentes aspectos  como la omisión de información o del uso de medios fraudulentos.

La omisión u ocultación de información o datos, se derivan de la no presentación de declaraciones o que las mismas contengan operaciones inexistentes. Importes no coincidentes con la realidad, omisión de diversas operaciones como ingresos, rentas, bienes o productos, así como otros datos que modifiquen la deuda tributaria.

La Agencia Tributaria, considera que un acto fraudulento que supere el 50 por ciento del importe de la base, constituye una  infracción grave.

Medios fraudulentos,  para la administración, son  facturas falsas o justificantes modificados y estas no deben superar el  10 por ciento de la base para que no se considere una sanción grave.

El coste del error intencionado o no, dependerá de si la acción es catalogada como muy grave, grave o leve. La primera se refiere al uso de medios fraudulentos o cuando la infracción es un 50% superior a la base de la sanción. Aquí la sanción va del 100 al 150%.

Se  catalogará como grave cuando la base de la sanción sea superior a 3.000 euros; y si se aprecia además ocultación. También cuando la infracción se refiere a cantidades retenidas por un importe igual o superior al 50% de la base de la sanción. Si se utilizan documentos falsos, pero con una incidencia inferior al 10% de la sanción o cuando el error contable represente entre el 10 y el 50% de la base de la sanción. La multa aquí será de entre un 50 y un 100%. Si las cantidades afectadas al proceso analizado por Hacienda son menores a las mencionadas, estaremos ante una infracción leve con una multa del 50% de la cantidad dejada a ingresar con la acción fraudulenta.