Cuantía de la base mínima de cotización para determinados trabajadores autónomos

por | 4 febrero, 2014

ssNueva base mínima en caso de que el autónomo haya contratado a 10 trabajadores o más, sea consejero o administrador o socio de sociedad laboral con participación de, al menos, el 50% del capital social.

Para los trabajadores incluidos en el Régimen Especial de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos que en algún momento de cada ejercicio económico y de manera simultánea hayan tenido contratado  a su servicio un número de trabajadores  por cuenta ajena igual o superior a 10, la base mínima de cotización para el ejercicio siguiente tendrá una cuantía igual a la correspondiente para los trabajadores encuadrados en el grupo de cotización 1 del Régimen General.

Dicha base mínima de cotización será también aplicable en cada ejercicio económico a los trabajadores autónomos incluidos por ejercer funciones de dirección y gerencia que conlleve el desempeño del cargo de consejero o administrador  (LGSS disp.adic.27ª) y por ser socio trabajador de una sociedad laboral con una participación en el capital social junto con la de su cónyuge y parientes por consanguinidad, afinidad o adopción hasta el segundo grado, con los que convivan alcance, al menos, el 50% (L 4/1997 art.21.3), a excepción de aquellos que causen alta inicial en el mismo, durante los 12 primeros meses de su actividad, a contar desde la fecha de efectos de dicha alta.

El motivo

Dicha base mínima, según se desprende de estas modificaciones tiene como objeto  aumentar la protección de los trabajadores (3 millones de empresarios y trabajadores autónomos), que se puedan acoger a ella, a cambio, eso sí, de obligar a todo el colectivo a cotizar por ello a la seguridad social.

Más protección para arriesgar en el autoempleo

El nuevo modelo de protección del desempleo de los trabajadores autónomos permitirá que puedan acogerse a la medida, siempre que puedan demostrar un saldo negativo en los ingresos y los gastos, a partir del segundo año de la actividad. No tendrán que tener unas perdidas equivalentes a entre el 20 y el 30 por ciento de los ingresos del ejercicio anterior, como hasta ahora. Esto es especialmente importante para los que trabajan con módulos, porque tienen muchas dificultades para demostrar su situación.